info@xipeyasociados.org | (+55) 6840-9107 | Camino Real S/n ejido Rincon de Sanchez Municipio de Tuxpan Michoacan.

Este curso aprenderá usted a producir micelio, el cual es utilizado para la producción de hongos de las variedades seta, y champiñón, con materiales fáciles de conseguir.

Un hongo es un organismo formado por un conjunto de filamentos casi microscópicos, los cuales forman una masa algodonosa blanca. A partir de esta masa nacen los primordios que al madurar se convierten en los fructificaciones del hongo. Estos fructificaciones producen las esporas, que son como las semillas del hongo, y las cuales se encargarán de perpetuar la especie, a través de su diseminación generalmente por el aire y su debida germinación. Los filamentos del hongo antes mencionados se llaman hifas y la masa algodonosa forma micelio. De tal manera, que un hongo es un conjunto de hifas, las cuales son células filamentosas.

El cultivo de los hongos comestibles se ha desarrollado en México en tres etapas relevantes. La primera data de unos 40 años atrás con el cultivo del champiñón (Agaricus bisporus) la iniciaron personas con ascendencia europea (alemanes, franceses o españoles), ellos establecieron el cultivo industrial del champiñón en nuestro país. La segunda etapa se inicia en el año de 1974 con el cultivo casero y semi-industrial del hongo Pleurotus ostreatus, posteriormente una compañía de alimentos enlatados le confirió el nombre comercial de “setas”. La tercera etapa se inició en los 80’s con el cultivo de otros hongos comestibles de importancia comercial.

Para poder realizar la multiplicación del micelio, se utilizan medios de cultivo no específicos, es decir, permiten el crecimiento de otros microorganismos y hace obligatorio el trabajo en condiciones totalmente asépticas.

Estos medios contienen los elementos nutritivos necesarios para iniciar el crecimiento del micelio.

Existen diversas formulaciones para realizar los medios de cultivo, así mismo hay laboratorios que venden una sustancia nutritiva denominada agar, la cual ya contiene esos nutrientes necesarios para el desarrollo del micelio. Entre estos destacan el EMA, Agar extracto de malta y PDA, Agar papa dextrosa, este último es el indicado para champiñón y seta.