info@xipeyasociados.org | (+55) 6840-9107 | Camino Real S/n ejido Rincon de Sanchez Municipio de Tuxpan Michoacan.

En este curso aprenderás el procesamiento de la grana cochinilla para la obtención de colorantes textiles de origen orgánico, así mismo conocer y aplicar el potencial de esta actividad en el sector rural y comercialización en la industria textil.

El hombre desde sus inicios ha incorporado a su medio los colores que la naturaleza le ofrece; en la época prehispánica se producían colores básicos y poco variados para decoración corporal y la construcción, sin embargo durante la época colonial, el auge de los colorantes naturales tuvieron una aplicación muy variada en productos textiles, papel, entre otros materiales.

El cultivo y uso de la grana cochinilla en México se remonta al siglo X de nuestra era con la civilización Tolteca. Se menciona su importancia comercial en la zona mixteca y se asume que el origen del cultivo se localizo en lo que hoy conocemos como el estado de Oaxaca.

El tinte a base a base de colorante de grana fue un autentico descubrimiento de los indígenas prehispánicos de México, al cual también se le conocía como induco (mixteco), nochextli  (náhuatl),  bi-yaa (zapoteco), asi como grana y cochinilla.

La grana es un insecto del cual se extrae un pigmento rojo que es el ácido carmínico.

Impulsado por los españoles en el siglo XVI, su cultivo tuvo un gran incremento, se extendió hasta Guatemala y  de ahí hacia América del Sur provocando una revolución en la industria de los colorantes.

Su cultivo tuvo una importancia social y económica en México durante más de tres siglos, pues significaba una fuente de poder  y riqueza; sin embargo factores sociales y económicos propiciaron la aparición de colorantes artificiales los cuales ofrecían una extensa gama de tonalidades y facilidad de aplicación; es indudable que esto representó para el tejedor mayor eficiencia en el teñido y el incremento de un mayor volumen de producción, a costa de la pérdida de tradiciones, con lo que se produjo la desaparición casi por completo de la utilización del colorante de la grana.