info@xipeyasociados.org | (+55) 6840-9107 | Camino Real S/n ejido Rincon de Sanchez Municipio de Tuxpan Michoacan.

En este curso los participantes conocerán el poder curativo de las plantas y lo puedan aplicar en beneficio de su persona y de su comunidad.

La historia del hombre está estrechamente ligada con las plantas medicinales y aromáticas. La necesidad de mitigar el dolor y de aliviar los males físicos que sufre se remonta a los principios de la humanidad. En el período Neolítico, el hombre se vuelve sedentario  y aparece la agricultura. En este periodo además de cultivar granos también se cultivaron plantas como hinojo y el cilantro que se utilizan como condimento; especies como el anís,  la hierbabuena, la amapola y el ajonjolí que se usaba como el medio de cambio o trueque. El conocimiento sobre las plantas se fue transmitiendo de generación en generación a través del lenguaje.

Los griegos usaban hierbas y plantas aromáticas para su medicina y las incorporaban a su mitología  tejiendo leyendas como la de Dafne convertida en laurel y la de la hechicera Medea  y sus encantamientos a base de hierbas aromáticas. El padre de la medicina, Hipócrates recomendaba tratamientos curativos basados en canela, tomillo, hierbabuena  y mejorana, sugería tener sumo cuidado en  su colección, secado y preparación.

Los primeros farmacólogos fueron los árabes  ya en el siglo IX abrieron farmacias en Bagdad y junto con los persas  inventaron el alcohol utilizado principalmente en medicina para destilar esencias de jazmines y rosas para aromatizar el ambiente y sus alimentos. Tradujeron algunos textos griegos y romanos.

En el México antiguo se generó un amplio conocimiento en medicina, existieron diversas escuelas de médicos tradicionales, al llegar los conquistadores y apoderarse del territorio se mandaron destruir muchos textos y códices escritos por los médicos indígenas, diversas prácticas de carácter religioso fueron prohibidas. Pero fue la tradición oral la que siguió y además se juntó con el conocimiento de otras plantas introducidas provenientes principalmente de Europa y Asia, gracias a ella hoy en día perdura una cultura milenaria alrededor de la medicina tradicional principalmente en los pueblos indígenas, aunque también en el resto de la sociedad por lo general las mujeres son las que transmiten el conocimiento a los miembros de la familia.